El origen de los clásicos de Disney

Publicado por Álex Forcén » martes, octubre 08, 2013 con ningún comentario
Todos conocemos las versiones de los clásicos de Disney, ¿pero cuál es el origen de estos cuentos? Los hermanos Grimm, Jakob y Wilhelm, se hicieron célebres por su recopilación de leyendas de la tradición oral alemana y que se transformaron en los cuentos que hoy conocemos como Blancanieves, La Cenicienta, Hänsel y Gretel, Rapunzel y La Bella durmiente. Sin embargo; estos no estaban destinados al público infantil sino a los adultos. Hoy os vamos a desvelar el origen de algunos de estos cuentos y veréis que no tienen nada que ver con los que Disney nos ha mostrado hasta ahora.

La Cenicienta

El comienzo de este cuento es similar tanto en Disney como en los hermanos Grimm. Sin embargo; los dulces pajaritos que ayudaban a la Cenicienta en Disney, son los encargados de avisar al príncipe al final del cuento de que las hermanastras de la Cenicienta se han amputado partes del pie para caber en el famoso zapatito de cristal. No contentos con eso, también les picotean los ojos hasta dejarlas ciegas. Estas, finalmente, acaban cayendo en la pobreza mientras que la Cenicienta vive colmada de riquezas con su príncipe.


Rapunzel

La versión que nos ha llegado recientemente de este cuento nos ha hecho indagar un poco más en la historia. No es la malvada bruja la que roba a Rapunzel, sino que son los propios padres los que venden a la niña a cambio de comida. La bruja encierra a la niña en una torre durante toda su vida. Un día un príncipe oye cantar a Rapunzel y va a "visitarla" todas las noches. Finalmente esta se queda embarazada de gemelos.

La bella durmiente

Continuando con los embarazos no deseados aquí tenemos a Aurora. La princesa cae en un profundo sueño por una profecía y no por pincharse el dedo con una rueca y caer en una maldición. Tampoco es un príncipe el que va a socorrer a la bella Aurora con un beso, sino que el rey decide "dormir" con ella y esta acaba despertándose tras dar a luz a dos gemelos. Sin embargo, existe otra versión de la historia que elimina la parte del incesto, y en ella el príncipe despierta a la bella durmiente, viven felices, tienen gemelos, pero resulta que la madre del susodicho príncipe es una ogra que quiere comerse a Aurora y a sus hijos.


Blancanieves

Aquí la rivalidad no era entre madrastra y Blancanieves, sino, entre madre e hija. La reina no le pide el corazón de Blancanieves al cazador, sino el hígado y los pulmones de la muchacha para cenárselos. La princesa tampoco despierta por un beso sino por el movimiento de caballo del príncipe que la socorre. Y finalmente la reina es obligada a bailar con unos zapatos al rojo vivo hasta la muerte.

Esperamos que os haya gustado saber el origen de algunos de estos cuentos. Si queréis saber más detalles de estos u otros cuentos pinchad en los enlaces que os dejamos a continuación: Los 10 cuentos de hadas más macabros y Los macabros cuentos de los hermanos Grimm.
Etiquetas: ,